Páginas vistas en total

jueves, 23 de octubre de 2014

¿Porqué hay aire en los radiadores?

Llega el otoño, se intuye el frío, y siguiendo el programa de mantenimiento de nuestra instalación de calefacción y una vez comprobado que la bomba, no se nos ha bloqueado este verano,
Ha llegado el momento de purgar los radiadores. Pero la pregunta, es curiosa:

¿Porqué tenemos aire en los radiadores?


La mayoría del aire, viene en disolución con el agua, de manera que este aire viene mezclado con el agua que añadimos a nuestro circuito de calefacción. Así este aire poco a poco al ir circulando por el circuito, se va separando del agua y depositando en la partes más elevadas, puesto que es menos denso que el agua. Las partes más elevadas son los purgadores en el radiador, purgadores de la instalación o el purgador de la bomba, ya que en este punto es donde se produce mayor número de turbulencias que ayudan a separar esta unión y hace de desgasificador eliminando el aire disuelto en el agua.

Otro aporte de aire es una reacción química que se produce en instalaciones con radiadores de aluminio. Las instalaciones se suelen llenar con agua del grifo, de hecho casi todas las calderas llevan llaves de llenado de instalación que admiten agua de la red sanitaria, esta agua sanitaria que todos bebemos, tiene la particularidad que es ligeramente ácida, lo que significa que su PH aproximado de 6.5 muchas veces el PH es modificado por la compañía que nos suministra el agua, puesto que esta ligera acidez hace que el agua no forme "cascarilla" que facilita la conservación de tuberías, llaves de corte, grifos y otros elementos asociados a la instalación sanitaria, además de ser consecuencia necesaria de clorar (añadir cloro para desinfectar ) el agua.

El aluminio es un metal no ferroso muy resistente, sin embargo reacciona con la acidez del agua y a consecuencia de esta reacción, desprende hidrógeno, que se acumula en nuestros purgadores.
Así cuando abrimos el purgador para eliminar el aire, lo que dejamos escapar es el hidrógeno que se ha formado a consecuencia de una reacción química !!!!

Existen en el mercado, muchos aditivos que añadidos al agua del circuito de calefacción, eliminan esta reacción y así el agua deja de producir este molesto hidrógeno, que hay que ir purgando cada dos por tres, y especialmente molesto en instalaciones nuevas, donde la purga tiene que ser mucho más frecuente.
Estos aditivos, a parte de ofrecer protección contra la corrosión de muchos metales, entre ellos el aluminio y algún tipo de glicol que ofrece mayor protección contra heladas, básicamente válgame la redundancia, la tarea principal es convertir el agua en una ligera base, con un PH ligeramente superior a 7 y así evitar que se produzca esta reacción química. ( Me recuerdan mucho estos aditivos al líquido que añadimos al radiador del coche, que curiosamente suele ser también de aluminio... )

No hay comentarios:

Publicar un comentario